Nuestros servicios
Cuidar tu salud vale mucho, con nosotros cuesta poco

Es un tipo específico de imágenes que utiliza un sistema de dosis baja de Rayos X para examinar las mamas. Se utiliza para asistir en la detección temprana y el diagnóstico de las enfermedades mamarias en las mujeres.

    Preparación

    El mejor momento para realizar la mastografía es una semana después del período menstrual.

  • El día del estudio no utilice desodorante, talco, ni loción debajo de los brazos o en las mamas
  • Informe sobre cualquier síntoma o problema en las mamas a la tecnóloga que realiza el examen
  • Proporcione al médico radiólogo las mastografías anteriores, estas son muy importantes para detectar cambios leves que ayudan con el diagnóstico
  • Recoja siempre los resultados de su estudio, y no infiera que son normales porque no la llamaron para este fin

¿En qué consiste?

Durante la mamografía, una tecnóloga con preparación especial colocará su seno en una plataforma y lo comprimirá gradualmente con una paleta acrílica. Habitualmente se realizan dos tomas en cada glándula mamaria.

Sentirá presión en la mama mientras la paleta de compresión la aprieta. Algunas mujeres con mamas sensibles pueden experimentar incomodidad. Si este es su caso, programe su estudio cuando las mamas son menos sensibles (después del período menstrual).

    La compresión de la mama es necesaria para:
  • Disminuir el grosor de la mama y ver todo el tejido
  • Extender el tejido, distinguir cambios leves y que no se oculten lesiones entre el tejido normal
  • Disminuir la cantidad de radiación
  • Fijar la mama para evitar borrosidad producida por el movimiento

Usted permanecerá inmóvil y se le solicitará que contenga la respiración por unos segundos mientras se toma la radiografía.

Al completar el examen, se le solicitará que espere para que el médico radiólogo realice una revisión inicial del estudio y determine que se hayan obtenido las imágenes necesarias.

El proceso de examen dura aproximadamente 20 minutos.

La mastografía no siempre es suficiente para determinar con certeza la existencia de una enfermedad benigna o maligna. Si existe alguna duda, su radiólogo puede recomendarle estudios adicionales.

Es importante mencionarle que no todos los cánceres de mama pueden verse en una mamografía.

Autoexploración

La autoexploración mamaria es la propia observación y palpación que la mujer hace a sus mamas. Es recomendable realizarla una vez por mes (algunos días después de la menstruación) para detectar cambios sutiles. La autoexploración debe realizarse incluso si usted ya no tiene menstruaciones. También le recomendamos que la mujer comience a hacerlo desde la juventud para que se convierta en un hábito.

Técnica:

Cuando se realice la autoexploración mamaria, procure estar tranquila y relajada. Es natural sentirse incómoda y no realizarlo muy bien las primeras veces, sin embargo, conforme pase el tiempo, la práctica le ayudará a mejorar.

¡No olvides Visitarnos! Para realizarte este o cualquier otro estudio